Estrategia de contenidos y Social Media

Hace más de diez años las empresas buscaban tener presencia en internet mediante una página web. La comunicación era en una sola dirección: El usuario veía la información y si quería comunicarse con el webmaster o administrador del sitio web, llenaba el formulario de contacto y esperaba la respuesta a su solicitud.

Hoy en día eso ha cambiado ya que el usuario tiene más poder y la comunicación es en todas las direcciones posibles. Y las páginas web siguen existiendo, sin embargo, la comunicación se ha abierto a otras vías más inmediatas: Las redes sociales. Por ello, hoy se dice que no basta tener una página web, hay que tener una estrategia de Social Media; contenidos que hagan que la conversación se mantenga, llevando visitas y posibles clientes a los sitios web.

Bien dijo en su momento el estratega de negocios Jay Baer: “El contenido es el fuego y el Social Media la gasolina”. No puede ser más cierto e ilustra la relación que existe entre buenos contenidos, que aporten valor y la estrategia del Social Media Manager.

La estrategia de contenidos, debe guardar relación con la marca y la conversación que se genera en las redes sociales debe ayudar a ese propósito. Hay muchos ejemplos de malos manejos y pésimas estrategias de contenido: Tuits racistas, videos virales que no lo son, no responder rápidamente ante una campaña de desprestigio, entre otros.

Esto puede pasar cuando el community manager (la voz de la marca) no tiene un camino claro, una estrategia o curación de contenidos y se deja llevar por la impulsividad del momento olvidando que él representa la marca.

Una buena estrategia de Social Media genera resultados económicos positivos y una buena comunicación de la marca con sus clientes. Crea fidelidad y “amantes de la marca” que comentan y recomiendan los productos o servicios en sus cuentas de redes sociales.